Logo

Algo así se ha pensado siempre de las personas que bebían vino en compañía de otros.

Revoltosos, efectivamente, algo en lo que coincidimos con nuestro maestro y amigo Gerardo, y quizá… fue ese espíritu revoltoso el que nos unió; y a la vez sin normas, que no significa que no haya respeto, porque siempre hemos pensado que quien es cabal no necesita normas, porque la vida a nuestro entender se basa en el respeto por la naturaleza, por la vida, por los demás.

Todos son bienvenidos a Bodegas Malacuera. La cuadrilla de diablillos inquietos y revoltosos siempre os dará la bienvenida, así lo atestiguan quienes ya nos han conocido, gente que, sin saberlo, ya son revoltosos como nosotros.